Molla de  ½ pan que se desmenuza con las manos y se reserva.

Se cuecen 3 huevos

Se cuecen 3 patatas grandotas partidas a trozos grandes en la olla express con 2 tajadas de bacalao, gruesas pero no grandes, que hemos lavado.  No hay que poner sal puesto que es suficiente con la que suelta el bacalao al cocer.

Cuando están cocidas las patatas, se apartan y se reserva el caldo.

El aceite debe ser crudo y bueno porque de ello depende el sabor del atascaburras.

En un mortero se trituran las patatas -mas sencillo con la batidora- se añade aceite -lleva bastante-, la molla del pan y con el caldo que hemos reservado, poco a poco,  se le va dando el punto de espesor y textura (mas o menos como la de un puré)

Cuando lo tenemos añadimos el bacalao que también hemos desmenuzado.

Damos el punto de sal definitivo porque va a depender de la sal que suelte el bacalao

Servimos en los platos cuyo adorno va a ser el huevo cocido en rodajitas.

A veces también se pone trocitos de nuez.  

Un plato nutritivo y que, como casi todos los platos manchegos, se aconseja comerlo desde el mortero.  

Que aproveche¡¡