Ingredientes:

Tomates, pimiento verde, pimiento rojo, cebolla, calabacín, aceite de oliva y sal.

Pelamos, limpiamos y troceamos los pimientos, el calabacín y la cebolla.

Escaldamos los tomates durante 5 – 6 segundos y a continuación los ponemos en agua fría,  de este modo los podremos pelar mejor.  Una vez pelados, los troceamos y reservamos.

Ponemos la sartén al fuego “no muy fuerte” añadimos el aceite y cuando esté listo echamos los pimientos y la cebolla, le ponemos un poquito de sal.

Cuando estén pochados añadimos el calabacín y cuando veamos que las verduras están,  añadimos el tomate y un poquito de sal.

Lo dejamos hasta que veamos que el tomate está sofrito, momento en que damos el punto de sal y lo tenemos listo para servir.

Son muchas las ocasiones que se acompaña con un huevo frito y por su puesto con grandes dosis de cariño siempre.

Que aproveche¡¡